viernes, 20 de marzo de 2015

EJERCICIOS PARA NOTAR NUESTRA ENERGÍA

CÓMO DESCUBRIR NUESTRA PROPIA ENERGÍA
 
    Antes de adentrarme en la energía de las piedras os debería haber puesto esta introducción que yo les solía hacer a mis alumnos, de cómo descubrir nuestra propia energía. Es algo a lo que no le damos importancia y que solemos hacer sin pensar, y sin ir más lejos hace pocos días descubrí viendo un vídeo en la red que esto lo hacen los practicantes de Reiki, y pensar que esto lo hago yo desde hace 20 años, quien me lo hubiera dicho, siempre se aprende algo nuevo………..
   A este ejercicio yo lo llamo “afinar los sentidos”.
   Además de los  siete chakras principales , a mi me gusta hacer hincapié en los de las manos y en los de las plantas de los pies, sobre todo cuando se comienza a trabajar en esto de la energía, pues nos ofrecen mucha información sobre nuestra percepción.
   Comenzaremos por algo muy simple, frótate enérgicamente las palmas de las manos, una contra otra; notarás calor, lógico. Esta es una energía debida a la fricción.
   Cierra los ojos, separa las palmas de las manos unos quince centímetros y comienza a juntarlas muy lentamente. Llegará un momento en el que notarás como  el aire que las separa ofrece una pequeña resistencia. Ésa es tu energía, la que tú desprendes. Puedes notar un leve cosquilleo en las yemas de los dedos y en el centro de las palmas. Si no lo notas las primeras veces no te preocupes es algo completamente normal. La próxima vez que hagas el ejercicio debes relajarte y prestar más atención, verás cómo lo logras, todo requiere su tiempo y entrenamiento.
   Yo te recomiendo que para adentrarte en el mundo de la energía de las piedras hagas lo siguiente. Consigue cantos rodados de mineral que te quepan en la palma de la mano, por ejemplo, cuarzo cristal de roca (transparente, incoloro) , Amatista, Cornalina y Malaquita por ejemplo, son bastante económicos y fáciles de encontrar en tiendas de minerales o ferias.
   Tenlos sobre una mesa bien a la vista. Déjate llevar por la intuición y coge hoy uno. Juega con él, llévalo en un bolsillo, tócalo cuando te acuerdes; estáis entablando una relación personal aunque te suene raro, os estáis conociendo .
   Sigue el método que prefieras, cambia cada día de mineral o continúa con el mismo hasta que os conozcáis bien. No tengas prisa. Llegará el día en que, con los ojos cerrados, además de por su forma, los podrás distinguir por sus diferentes energías; las hay tónicas, relajantes, alegres, dulces, que invitan a meditar, etc.
   En una ocasión tuve el privilegio de trabajar con personas invidentes y os puedo asegurar que no me esperaba la cantidad de adjetivos, matices y sensaciones que me describieron.         Recuerdo aquella experiencia como una de las más enriquecedoras de mi vida.
   Espero que todo esto os sea de utilidad.
Saludos
Isabel




texto© copyright

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada